1.- Introducción. Estructura del Balance (Previsualización gratuita)

Esta es una vista previa de la lección. Por favor compre el/la curso antes de comenzar la lección.
El Balance de una empresa presenta la siguiente estructura:

En el Activo se contabiliza lo que posee la empresa, mientras que en el Pasivo se recogen las fuentes de financiación que ha utilizado.

Atención: a veces se tiende a interpretar el Pasivo como aquello que debe la empresa. Esta interpretación no es correcta; de hecho, en el Pasivo están contabilizados los fondos propios

Una de las normas básicas de contabilidad dice que el Activo siempre será igual al Pasivo (esta igualdad se cumplirá siempre).

El orden en el que se presentan las cuentas es:

En el Activo las cuentas se recogen de mayor a menor liquidez.

En el Pasivo el orden es de mayor a menor grado de exigencia.

Las principales agrupaciones en el Balance son:

Activo Corriente (AC): recoge aquellos elementos que se utilizan directamente en la actividad que realiza la empresa y que van rotando (se mantienen en la empresa menos de 1 año).

Activo No Corriente (ANC): son elementos que se utilizan en la actividad que realiza la empresa pero que se mantienen en la misma varios ejercicios.

Pasivo Corriente o Exigible a corto plazo: partidas que son exigibles antes de un año, es decir, deudas y obligaciones a pagar en el año corriente.

Pasivo No Corriente o Exigible a largo plazo: partidas que son exigibles en un plazo superior al año, es decir, deudas y obligaciones a pagar en el/los próximo/s año/s.

Patrimonio Neto o Fondos propios: recoge el patrimonio de la empresa, es decir, el dinero aportado por socios, reservas y beneficios obtenidos del negocio sin distribuir.

 

Como primeros conceptos que hay que tener en cuenta:

Los fondos propios siempre tienen que ser positivos, si fueran negativos la empresa estaría en quiebra y no podría seguir funcionando.

Cuanto mayor sean los fondos propios mayor es la solvencia de la empresa

El activo circulante debe ser mayor que el exigible a corto plazo, si no fuera así, la empresa estaría en suspensión de pagos, no sería capaz de hacer frente a sus obligaciones de pago del corto plazo.

Una empresa puede estar en suspensión de pagos (problemas de liquidez), aun teniendo unos fondos propios muy elevados.

Esta segunda idea como norma general, ya que en ciertas actividades las empresas pueden funcionar con activo circulante inferior al exigible a c/p.

Volver a: Análisis de Balance y cuenta de Resultados